La casa Westcott, rescatada del olvido.


Westcott_esquina sureste

Vista exterior de 1908, antes de su finalización.

En 1904, una progresista señora Westcott confiaría la construcción de su vivienda familiar a un no muy conocido, pero ya controvertido Wright.

Finalizada en 1908, la casa Westcott es la primera de las doce obras de Wright en el estado de Ohio, y la única del estilo “Prairie House”. En su momento fue considerada una de las mejores obras de Wright de ese periodo, influyendo en posteriores obras como la casa Robie. Además de ser una de las primeras viviendas de Springfield en instalar electricidad, su ubicación en el 1340 del East High Street reforzaría si cabe su modernidad en claro contraste con un vecindario de mansiones Victorianas y Queen Anne.

Los Westcott

Burton y Orpha Westcott. Pinchar para acceder a biografía.

El destino en cambio quiso que pasara de figurar en el portfolio Wasmuth, la primera y mayor publicación de la obra de Wright, de gran influencia en Europa, a caer en el olvido tras casi 60 años de cambios de dueños y sucesivas reformas.

El incendio del estudio Taliesin en el que se perdieron la mayoría de los planos de ésta y muchas otras obras no hizo más que sellar su destino. Su progresiva transformación y la falta de documentación que recordara su estado original la hicieron desaparecer de los libros y memoria de la mayoría de críticos.

Historia de cambios y reformas.

Este proyecto responde al conocido desarrollo programático horizontal del estilo “pradera”, uniendo el volumen de la vivienda de 6 dormitorios al de las cocheras con un paseo pergolado. Dos espacios abiertos quedan así definidos, uno ajardinado a norte y otro a sur con terraza y estanque. La familia Westcott residiría 15 años en esta vivienda sin realizar prácticamente ninguna alteración, a excepción de la sustitución del estanque por un huerto.

Westcott_maqueta

Maqueta del conjunto

Westcott_planta

Plantas baja y primera.

Tras la muerte de Orpha Westcott en 1923 y de Burton Westcott tres años después, la casa pasó a manos de Roscoe Pierce de 1926 hasta 1941. En ese periodo, las terrazas a ambos lados de los dormitorios de la planta superior fueron condenadas, además de añadirse un volumen anexo en la parte trasera.

Westcott_fachada este o1

Estado anterior a la reforma. Vista de la terraza y la galería, ambas cerradas.

Westcott_fachada este

Estado reformado.

Las intervenciones más desafortunadas se produjeron con Eva Linton, la siguiente propietaria, que dividiría la casa en la década de los 40 en cinco apartamentos para alquiler. La diafanidad de la planta baja desapareció tras los tabiques divisorios, abriéndose otros huecos de paso en los muros existentes. Como consecuencia, casi la totalidad de los muebles originales de Wright, muchos de ellos encastrados en las paredes, desaparecieron junto con todo su interés como obra arquitectónica de referencia.

Los revestimientos interiores sufrieron muchas modificaciones. Debido a los muy diversos usos que experimentó este edificio, algunas estancias se pintaron sucesivamente cada seis meses, incluso directamente sobre el alicatado en uno de los baños; otros muros fueron empanelados, mientras que una minoría solo fueron alterados un par de veces respecto a su estado original.

Muchas otras intervenciones alteraron el sentido de unidad de esta vivienda, como es el caso de sus características cubiertas de tejas cerámicas rojas, reemplazadas por tela asfáltica. La galería representa otro elemento de diálogo entre vivienda y cocheras, manteniendo una relación directa con el jardín hacia un lado, y con el parque hacia el otro a través de una celosía de madera. La falta de sensibilidad por este elemento compositivo de espíritu japonés  lo haría desaparecer de un plumazo para albergar un trastero. La calidad del espacio abierto sería sacrificado por una simple necesidad de almacenaje, perdiéndose las luminarias de colores, las celosías y los motivos decorativos del suelo bajo una capa de hormigón. El conjunto original de puertas del garaje también fue sustituido por una puerta de menores dimensiones.

Ampliar galería

Dorothy Snyder heredó la propiedad en 1981, pasando a ser administrada por su hijo Ken en 1984, quien finalmente la compraría en 1988 junto a su esposa Sherri Snyder. Al encontrarse la casa principal ocupada por inquilinos, la pareja Snyder residía en lo que originalmente eran las cocheras.

Desafiando el olvido colectivo de la casa Westcott, la pareja estaba decidida en restaurar esta vivienda, una ardua tarea que acabaría recayendo únicamente en Sherri tras la muerte repentina de su marido en 1991. A pesar de toda la inversión realizada, el avanzado deterioro del edificio solo la permitía intervenir para impedir su ruina, agotando casi todos sus ahorros.

Restauración.

En el año 2001, tras un largo proceso de negociaciones, Sherri Snyder accedería a vender la vivienda a la Frank Lloyd Wright Conservancy, una organización de Chicago para la preservación de las obras de Wright. Posteriormente se crearía otra fundación orientada a su restauración y posterior utilización como museo y organización de eventos.

Dada la escasez de información, tanto escrita como gráfica, se requirió una extensa investigación previa con el fin de reunir datos tales como detalles, el color del estuco de las paredes, o el mobiliario original.

El proceso de restauración se prolongó durante 5 años, abarcando muchas y diferentes fases: estabilización de la estructura, demoliciones parciales de elementos añadidos, restauración de acabados interiores y exteriores, reproducción de los elementos de carpintería, mobiliario e iluminación, jardinería, además del añadido de mejoras como una instalación de calefacción y refrigeración geotérmica, ventilación y protección contra incendios.

Recuperación de la integridad estructural.

Diversos fueron los factores que llevaron la estructura de madera al borde del colapso, por lo que la primera fase se centró principalmente en recuperar la integridad estructural del edificio.

Un estudio del proyecto reveló que a pesar de que la estructura se realizara acorde a las prácticas constructivas de esa época, el diseño ejecutado se corresponde a una segunda versión de Wright, en la que no se realizarían cambios estructurales respecto a la versión anterior. Otro factor a tener en cuenta desde el punto de vista del diseño, es el de los aleros extremos tan característicos de la cubierta, que funcionaban como alas sometidas a la acción del viento. Como resultado de tantos esfuerzos prolongados en el tiempo, la estructura de la cubierta acabó flectando perdiendo la horizontalidad en sus extremos.

Por otro lado, su nuevo uso como museo y lugar de celebración de eventos supondría una mayor concentración de carga que el de una vivienda, por lo que la estructura original debía ser reforzada sin afectar a la distribución interior, una tarea que prometía ser difícil teniendo en cuenta su erróneo dimensionado de origen.

La aparición de termitas en gran parte de las vigas de madera agravó aún más la situación. En ese estado, si su restauración se hubiera retrasado un año más, la demolición de esta casa quizás no habría podido evitarse.

Las primeras demoliciones parciales se llevaron a cabo derribando los añadidos de la parte trasera de la vivienda, el almacén que sustituyó la galería y las ampliaciones que ocupaban los dos voladizos laterales de planta primera.

Westcott_demolición ampliación

Demolición de la ampliación.

Los elementos de madera de todas las cubiertas se encontraban igualmente deteriorados por el mal estado de la cubierta asfáltica. Tras la sustitución de todo el entramado de madera, las cubiertas de la vivienda y las cocheras recuperarían al fin su aspecto original de tejas rojas cerámicas.

Westcott_rest-cubierta

Restauración de las cubiertas.

Los muros de fachada no se encontraban en mejor estado. Las patologías que presentaban reflejan claramente las consecuencias de los métodos constructivos de esa época que no incluían el uso de armados ni mallazos de acero de refuerzo en los muros, limitándose al simple vertido del hormigón. A esto habría que sumar el efecto de la vegetación y un mantenimiento escaso o nulo. Los muros más afectados fueron los de la fachada sur y el situado al este, en la galería hacia las cocheras.

Westcott_muro galería 1

Fachada Este. Galería pergolada.

Westcott_muro galería 2

Estado del muro de la galería previa restauración.

En la fachada sur, la cimentación asentaría ante la carga transmitida por el muro, causando graves daños a las carpinterías de la planta baja y primera. Muchas otras grietas en el interior de la vivienda reflejaban esa misma circunstancia. El refuerzo de la cimentación era inevitable, no solo por su estado, sino sobre todo por el aumento de la carga estimada como museo. Muros de bloques de hormigón se ejecutaron de tal modo que aumentaran la superficie de apoyo de la cimentación existente, además de albergar las canalizaciones de las nuevas instalaciones térmicas y contra incendio.

En las siguientes fotos podemos apreciar los refuerzos de bloques de hormigón junto al refuerzo de la estructura de madera con nuevas vigas y pilares metálicos.

Westcott_rest-sótano

Refuerzo de la cimentación.

Ampliar galería

Westcott_escalera 3

Escalera. Estado reformado.

Restauración de carpinterías y acabados.

El asiento de los muros de fachada genera unas deformaciones en los paños verticales que inevitablemente dañan las carpinterías. A pesar de los refuerzos realizados en la fachada Sur, el pandeo sufrido por la cercha de madera longitudinal a la misma requería de un apuntalamiento provisional y preventivo. Su localización sobre la galería de ventanas dañó consecuentemente todas las carpinterías. Los análisis revelaron en ese momento que esa cercha habría sufrido un proceso prolongado de deterioro por pandeo debido a un error de dimensionado y a la acción del viento, por lo que tras el apuntalado de la cubierta se procedió a sustituir la estructura de madera dañada.

En la medida de lo posible, las reparaciones de las carpinterías de madera de este tipo de edificios se realizan sustituyendo exclusivamente las partes dañadas por piezas de madera de textura y resistencia similares a la original. Una vez aplicado un tratamiento adecuado, la intervención resulta inapreciable. Este es el caso de la puerta en la foto, que mantiene la madera original a excepción de su parte superior e inferior.

Westcott_rest-carpintería

Cercha bajo cubierta. Restauración de carpinterías.

La extensión y diversidad de ventanas y vidrios que recorrían interiores y exteriores requirió de la colaboración de dos empresas: Whitney Stained Glass Studio (Cleveland) y Studio Arts & Glass. Studio Arts & Glass supervisó la restauración de cuatro lucernarios y tres de las galerías acristaladas, además de la restauración de las dos luminarias exteriores que lograron recuperarse, y la reproducción de 12 unidades más. Las restauradas pasaron a ser expuestas en el museo, mientras que las reproducciones iluminan la renovada galería. Las medidas de las particiones de zinc ya no se encuentran en el mercado, por lo que tuvieron que realizarse en taller, y en cuanto a los vidrios de color, se contactó con la empresa Wissmach Glass Co., al este de Virginia, que aún los realiza. Las medidas de los vidrios debían ser exactas debido a la reducida tolerancia de dilatación del zinc, que es posteriormente envejecido para asemejarse al original. En la foto podemos comparar la luminaria original a la izquierda con la nueva a la derecha.

Westcott_luminarias

Reproducción de las luminarias exteriores.

La recuperación de los acabados se complicó por las sucesivas reformas sufridas durante años, por lo que fueron necesarias numerosas tomas y pruebas para determinar la pigmentación original de los mismos. En la siguiente foto podemos ver el estado en el que se encontraba el hall de acceso.

Westcott_acabados acceso

Hall de acceso. Ejemplo del estado de los acabados interiores.

Otro ejemplo lo tenemos con el solado de los baños, de los que únicamente quedaban las dos piezas hexagonales en la parte inferior de la foto. Hasta encontrar un acabado semejante, se llegó incluso a barajar la posibilidad de colocar como alternativa unas piezas de menor tamaño.

Westcott_solado baño

Solado de baños.

Interiores y mobiliario.

La demolición de los tabiques divisorios en el año 2002 permite vislumbrar la fluidez perdida del espacio interior, en la que salón, sala comedor y librería son articulados por el muro-chimenea de ladrillo. En las fotos de 1908 podemos apreciar cómo los muros que flanquean la chimenea se interrumpen antes de llegar al techo, potenciando la continuidad visual del techo de las tres estancias. Estos separadores albergaban a un lado unos bancos corridos y al otro unos estantes con puertas acristaladas.

Westcott_sala 1

Vista del salón en 1908, antes de ser ocupada.

Westcott_sala 2

Recuperación del espacio original.

La reproducción del mobiliario y de las luminarias interiores fue posible gracias a las fotografías de archivo. En el caso del mueble encastrado en la pared del comedor, desaparecido en la década de los años 30, la fotografía tomada poco antes de terminarse la vivienda fue de gran ayuda. De ese mismo modo se realizó la mesa comedor con lámparas en las esquinas, un diseño muy similar al que se realizará más adelante en la casa Robie.

Westcott_sala 5

Mueble encastrado del comedor. 1908.

Westcott_sala 6

El muro azul corresponde al mueble desaparecido.

Westcott_sala 7

Comedor tras restauración.

Westcott_sala 8

Westcott_sala 9

Espacio simétrico al comedor. Recuperación de mobiliario y luminarias.

Reapertura al público.

Después de 5 años de costoso trabajo y un presupuesto que superó los 5 millones de dólares, la casa Westcott pudo reabrir sus puertas como museo en octubre de 2005. Esta obra ha sido, más que una restauración, el rescate de un olvido injusto de una obra con un fuerte papel en la carrera de Wright hacia la modernidad.

Galerías: recorrido del proceso de restauración.

Fase de restauración. Vídeos sobre la restauración.

Westcott_fachada sur o1

Fachada Sur.

Ampliar galería

Casa Westcott restaurada.

Westcott_fachada sur 2

Estanque, terraza y toldos a Sur recuperados tras la restauración.

Ampliar galería

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s